Rollitos de primavera

Para mucha gente, los rollitos de primavera suelen suponer la única manera de comer verduras con frecuencia. Cosa que estaría genial si no fuera por la capa de masa frita grasienta que envuelve las verduras. ¿La solución? Unos rollitos de primavera ligeros sin frituras como estos que os vamos a enseñar a preparar hoy. Para conseguir nuestros rollitos de primavera ligeros vamos a envolverlos en hojas de masa filo, una masa finísima y muy crujiente que apenas nos aportará harinas al rollito y, en vez de freírlos, los vamos a hornear.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

Ingredientes

  • Carne picada, 200 g
  • Puerro, 1
  • Zanahorias, 3 pequeñas
  • Col, 250 g
  • Setas shitake, 75 g
  • Salsa de soja, 2 cucharadas
  • Aceite de girasol, 2 cucharadas
  • Vino blanco, 50 ml
  • Masa filo, 5 láminas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Huevo (opcional)
  • Sal

Preparación

  1. Cortamos el puerro en rodajas finas, la zanahoria en tiras y las setas en trozos pequeños. La col en tiras finas.
  2. En una sartén o wok ponemos a calentar el aceite de sésamo a fuego fuerte (10/12) y salteamos todas verduras que acabamos de cortar menos la col durante un minuto sin dejar de moverlas.
  3. Añadimos la carne picada y removemos también para que se reparta bien entre las verduras.
  4. Añadimos la col, salteamos un minuto más y añadimos el vino blanco, la salsa de soja y sal al gusto. Esperamos a que hierva y dejamos reducir bajando el fuego al 8/12 hasta que se haya evaporado todo el líquido. Probamos y rectificamos de sal si fuese necesario.

Cómo darles forma a nuestros rollitos de primavera ligeros:

  1. Precalentamos el horno a 210ºC, con calor arriba y abajo sin ventilador
  2. Cogemos una lámina de masa filo y doblamos un tercio de ella sobre los dos tercios restantes.
  3. En una de las esquinas donde la masa está doble colocamos el relleno.
  4. Formamos el rollito doblando las esquinas que quedan en los extremos del relleno hacia dentro. Luego, la esquina más cercana también hacia el centro y, finalmente enrollamos sobre lo que queda de la lámina.
  5. Colocamos los rollitos sobre una bandeja con papel de horno, los pintamos con unas gotas de aceite de oliva virgen extra y los horneamos durante 15 minutos a 210ºC. Como es una masa delicada y cada horno es un mundo, es mejor ir echándoles un ojo la primera vez por si hay que retirarlos antes.

Unos rollitos de primavera ligeros y fáciles, igual de ricos, pero mucho más digestivos que los tradicionales fritos y mucho más limpios a la hora de cocinar. Podemos servirlos con la tradicional salsa agridulce aunque en casa preferimos una salsa de chile tailandesa para darles aún más chispa.

entrantes
entrantes
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Ir Arriba