Sopa de picadillo

Hay pocas cosas que reconforten tanto en los días de invierno como una buena sopa, si además como esta incorpora carne y otros ingredientes que la hagan más suculenta el efecto es insuperable. La sopa de picadillo que vamos a preparar, además, es muy sencilla y económica.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

Ingredientes

  • 1/2 pollo (500 gr. con las carcasas)
  • 2 huevos
  • 2 zanahorias
  • 1 hueso en salazón (mejor de rodilla)
  • 1 puerro
  • 100 gr. de jamón serrano
  • 120 gr. de fideos para sopa. También valdría la misma cantidad de arroz (opcional)
  • Hojas frescas de hierbabuena

Preparación

  1. Pelamos y lavamos la zanahoria y hacemos lo mismo con el puerro, además éste lo partimos en dos trozos grandes. Lo metemos todo en una olla junto con el pollo troceado y el hueso salado.
  2. Nosotros hemos escogido un trozo de espinazo, pero también le va genial un trozo de hueso de ternera. Por ejemplo de la parte de la rodilla.
  3. Lo cocemos todo junto durante al menos 1 hora, en caso de usar una olla rápida 20 minutos son suficientes.
Cocción de los huevos y presentación final de la sopa
  1. En paralelo, cocemos los dos huevos en abundante agua.
  2. Cuando acabe la cocción del pollo y la verdura colamos y reservamos el caldo. Dejamos que el pollo y el hueso se atemperen para no quemarnos y lo deshuesamos todo.
  3. Picamos el jamón (si no lo hemos comprado en tiras) y las hojas de hierbabuena. Pelamos y cortamos el huevo en trocitos pequeños o en rodajas. A vuestro gusto.
  4. Ponemos al fuego una cacerola. Vertemos el caldo colado, echamos la carne, el jamón, el huevo y la hierbabuena.
  5. Añadimos los fideos (4 raciones) y cocinamos todo junto a fuego medio el tiempo indicado para los mismos.
  6. Servimos en cuencos. Primero un par de cucharadas del caldo y a continuación una buena cantidad de fideos y del resto de ingredientes.

El sabor no dejará de sorprenderos. Ese toque ligeramente dulce y fresco de la hierbabuena combinado con la intensidad del caldo conseguirán que entréis en calor inmediatamente.

cuchara
cuchara
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Ir Arriba