Sandwich de milanesa

El sándwich de milanesa es un bocadillo muy popular en Argentina, especialmente en la región de Tucumán, donde es considerado un clásico de la gastronomía local. Allí lo encontrarás también por el nombre de sánguche de milanesa o sánguche tucumano. Sobra decir que es común encontrarlo en las cartas de muchos bares y restaurantes, pero sobre todo lo verás en los puestos callejeros de la región que, como dicen por allí, es donde mejor están.

Ingredientes

Para las milanesas:
  • 1 huevo
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • 2 filetes de ternera de 150 g cada uno
  • Pan rallado
  • Aceite para freír
Para el sándwich:
  • Unas hojas de lechuga iceberg
  • 2 tomates
  • ½ cebolla (opcional)
  • Salsa picante (opcional)
  • 2 panes de bocadillo de corteza blanda
  • Mayonesa
  • Mostaza
Para la salsa picante (opcional):
  • ½ cucharada de chile en polvo (o pimentón picante)
  • ½ cucharada de copos de chile (o escamas de pimentón)
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de vinagre

Preparación

  1. Comenzamos por cascar dentro de un recipiente ancho 1 huevo, añadimos también 1 diente de ajo muy picado y salpimentamos al gusto. Batimos la mezcla hasta que esté bien integrada.
  2. Una vez que tenemos el huevo batido, tomamos 2 filetes de ternera de unos 150 g cada uno, los salpimentamos y los sumergimos en el huevo para que se impregnen bien. Dejamos la carne marinando dentro del huevo unos minutos por cada lado para que absorba bien los sabores.
  3. Después, ponemos una buena cantidad de pan rallado en la encimera y, uno a uno, tomamos los filetes, dejamos que escurran el huevo sobrante y los empanamos ligeramente para que queden cubiertos por completo por ambos lados.
  4. A continuación, aplastamos los filetes con un rodillo de cocina para hacerlos finos, como si estuviéramos estirando una masa. Este paso nos facilitará que se puedan hacer rápidamente en la fritura y les dará además una textura más crujiente ya que el empanado quedará bien adherido.
  5. Tras aplastarlos, dejamos reposar los filetes empanados unos 30 minutos para que el empanado se fije correctamente y no se nos rompa durante la fritura.
  6. Mientras los filetes reposan, aprovechamos para cortar unas hojas de lechuga iceberg en juliana fina, 2 tomates en rodajas y ½ cebolla en juliana fina. Para suavizar el sabor de esta última la ponemos en remojo con agua. Por último, si queremos preparar la salsa picante, mezclamos ½ cucharada de chile en polvo (o pimentón picante), ½ cucharada de copos de chile (o escamas de pimentón), 1 cucharada de aceite de oliva y 1 cucharadita de vinagre.
  7. Volviendo a la carne, una vez transcurrido el tiempo de reposo, freímos las milanesas en abundante aceite caliente hasta que estén doradas al gusto por ambos lados. Luego, las dejamos reposar sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.
  8. Con las milanesas listas, abrimos los 2 panes de bocadillo de corteza blanda por la mitad, retiramos el exceso de miga y untamos una cara con mayonesa y la otra con mostaza.
  9. Seguidamente, cortamos las milanesas en tiras del mismo ancho que el pan y las colocamos dentro del bocadillo formando varias capas.
  10. Sobre las milanesas, colocamos una capa de rodajas de tomate, lo que aportará frescura al sándwich.
  11. Luego, añadimos otra capa abundante de lechuga en juliana, que dará una textura crujiente al conjunto.
  12. Si lo deseamos, podemos añadir un poco de la salsa picante preparada anteriormente por encima de la lechuga para darle un toque más atrevido.
  13. Finalmente, cerramos los bocadillos y los envolvemos en papel. Los dejamos reposar un par de minutos para que todos los sabores se mezclen y se asienten antes de disfrutar de nuestro delicioso sándwich de milanesa.
entrantes
entrantes