Potaje sanabrés

Os mostramos un contundente plato de cuchara: Potaje de Habichuelas con Chorizo y Oreja de Cerdo. Es un potaje sanabrés, así se llama pues es típico de Sanabria. Sanabria se encuentra entre la provincia de Zamora y Castilla y León y hay una deliciosa gastronomía. La receta la descubrí en un documental de tv dedicado a la comarca en cuestión y me encantó.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

Ingredientes

Ingredientes para 6 personas
  • 500 gr de habichuelas blancas
  • 1 hueso de jamón
  • 3 chorizos
  • 1 oreja de cerdo cocida
  • 1 puerro tierno
  • 2 cdas soperas de tomate frito
  • 1 cda de postre de pimentón de la Vera dulce
  • 3 patatas pequeñas
  • 2 hojas de laurel
  • 1 hoja de albahaca
  • 1/2 cda de café de cominos
  • 3 cdas soperas de aceite de oliva
  • 2 litros de agua

Preparación

  • La noche anterior pondremos las habichuelas en agua.
  • A la mañana siguiente las escurriremos y las pondremos en una amplia cacerola con las dos hojas de laurel y el hueso de jamón. Cuando rompa a hervir dejaremos cocer e iremos retirando la espuma que irá apareciendo en la superficie.
  • Le añadiremos la hoja de albahaca y los cominos. Dejaremos cocer alrededor de unos 45 minutos a una hora a fuego muy suave.
  • Mientras, en una sartén freiremos los chorizos, los dejaremos escurrir sobre papel absorbente y después cortaremos en rodajas, reservándolos.
  • Pelaremos las patatas, y una vez lavadas, partiremos en chasquido. Reservaremos.
  • En una sartén sofreiremos el puerro picado y le añadiremos el tomate y el pimentón, reservando fuera del fuego.
  • Cuando el caldo de las habichuelas ya esté completamente espumado y haya pasado el primer tiempo de cocción, le incorporaremos las patatas, la oreja de cerdo que ya la venden cocida, el sofrito de cebolla. Removeremos con cuidado y dejaremos cocer media hora más.
  • Pasado el tiempo comprobaremos que las habichuelas están cocidas y probaremos de sal. Es mejor rectificar de sal al final, pues con el hueso de jamón es probable que no necesite alguna.
  • Dejaremos reposar y serviremos caliente.
cuchara
cuchara
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Ir Arriba