Pollo en pepitoria

Un pollo en pepitoria no es más que pollo en salsa. Dicha salsa se realiza con un majado de pan, almendras, yema de huevo, azafrán y caldo de ave. Es de los platos que podríamos llamar “los grandes clásicos caseros de la gastronomía española”. La receta la he ido adaptando un poco a mis gustos, así que te invito a descubrirla.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

Ingredientes

  • 1 pollo entero (de 1,5 kg aprox), troceado
  • 1 puñadito de almendras
  • 6 o 7 hebras de azafrán
  • 2 o 3 rodajas de pan
  • 500 ml de caldo de pollo
  • ½ vaso de vino blanco
  • 2 huevos
  • 2 o 3 dientes de ajo
  • 1 o 2 puerros
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra molida
Para servir:
  • Almendras laminadas (opcional)

Preparación

Preparar el majado para la salsa pepitoria:
  1. Poner a cocer los huevos en un cazo cubiertos con agua. Dejar cocer 8 minutos a fuego medio desde que rompa a hervir
  2. Pelar los ajos, quitarles el germen si se desea y cortarlos en láminas.
  3. Dorar los ajos en una sartén a fuego medio con 2 cucharada de aceite de oliva. Escurrir y reservar.
  4. En el mismo aceite dorar las rodajas de pan. Se pueden dejar enteras o cortar en cubos. Reservar.
  5. Finalmente, dorar un poco las almendras en la misma sartén. No será necesario añadir aceite.
  6. Retirar las almendras del fuego y con la sartén aún caliente, añadir el azafrán y tostarlo un poco con el calor residual de la sartén. Este paso es opcional, pero sirve a que el azafrán desarrolle bien su sabor.
  7. Una vez cocidos los huevos, pasarlos un poco por agua fría y pelarlos.
  8. Separar las yemas de las claras.
  9. Meter el pan, el ajo, las almendras, el azafrán, las yemas de huevo y el caldo de pollo en el vaso de la batidora y triturar, hasta obtener una salsa lisa. Reservar. (*)
Preparar el plato:
  1. Pelar la cebolla y cortarla en juliana. Salpimentar los trozos de pollo.
  2. En una sartén a fuego medio-alto, calentar de 2 a 3 cucharadas de aceite de oliva.
  3. Cuando esté bien caliente, dorar los trozos de pollo por ambos lados, dejando que quede la piel algo crujiente.
  4. Retirar el pollo y en el mismo aceite sofreír la cebolla a fuego medio bajo de 6 a 7 minutos, hasta que esté tierna y ligeramente translúcida.
  5. Remover con frecuencia. Agregar el vino blanco, mezclar bien y dejar cocer un par de minutos para que el alcohol se evapore.
  6. Añadir a la sartén la salsa pepitoria. Probar y ajustar de sal y pimienta la salsa.
  7. Reincorporar los trozos de pollo. Tapar y dejar cocer de 20 a 25 minutos. Picar las claras de huevo cocido. Y ya está.
  8. Servir espolvoreado con unas almendras laminadas y la clara de huevo picada. ¡Buen provecho!
carnes
carnes
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Ir Arriba