Patatas asadas rellenas

Sencilla casera y tradicional, dándole una vuelta para conseguir un plato distinto de una receta de siempre. Se se trata de unas patatas asadas rellenas de huevo, bacon y queso que harán que queráis más de una, una maravilla, por lo simple y lo sabroso de la combinación. Se trata de una adaptación vistosa y original de un clásico más que sencillo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

Ingredientes

  • 4 patatas grandes y bien formadas
  • 4 huevos
  • 4 lonchas de bacon
  • 150 gr. queso Cheddar u otro que funda bien
  • Sal y pimienta negra molida (al gusto)
  • Perejil fresco

Preparación

  1. Elegimos unas patatas de buen tamaño que tengan una forma lo más regular posible. Las lavamos debajo del grifo y las ponemos a cocer en agua entre 25 y 35 minutos, dependiendo de su tamaño. Para comprobar que las patatas están cocidas las pinchamos con un tenedor, tendría que entrar con facilidad. Es importante que no nos pasemos en la cocción ya que lo que queremos es que estén cocidas pero que no se deshagan, en su punto.
  2. Retiramos las patatas y las dejamos enfriar antes de proceder a rellenarlas. Si comenzamos a manipularlas en caliente corremos el riesgo de que la piel exterior se vaya desprendiendo. Una vez frías cortamos una tapa superior en cada una de las patatas y procedemos a vaciarlas con una cuchara. Desechamos el interior de las patatas para acompañar por ejemplo un poquito de pescado al día siguiente, o por ejemplo preparar una ensalada de patata (no se os ocurra tirar nada). Salpimentamos cada una por dentro.
  3. Cortamos el bacon en tiras finas y las doramos en una sartén. No es necesario que añadamos ningún tipo de grasa ya que la propia de la carne será suficiente. Retiramos el bacon y reservamos.Colocamos una primera capa de queso rallado o finamente cortado en daditos. Seguimos con una segunda capa de bacon. Acabamos con la última capa de queso.
  4. Colocamos las patatas en una bandeja apta para horno y, con el horno previamente caliente a 180º C.
  5. Horneamos durante 15 minutos, hasta que vemos que el queso se ha derretido. Retiramos las patatas y añadimos un huevo a cada una de ellas.
  6. Tenemos que tener cuidado de que no se nos rompa la yema al romper el huevo. Devolvemos la bandeja al horno y seguimos cocinando hasta que el huevo tiene la clara cuajada y la yema aún líquida.
  7. Con 2-3 minutos veréis que la clara se cuaja y vuelve blanca y la yema cambia un poquito de color.
  8. Retiramos del horno. Servimos las patatas bien calientes espolvoreadas con una pizca de perejil picado.
  9. Servimos las patatas en el momento.
entrantes
entrantes
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Ir Arriba