Patatas a la riojana

Es un primer plato muy contundente, sabroso y perfecto para toda la familia, ya que a los niños les gusta mucho. Se puede comer en cualquier época del año, aunque en invierno resulta especialmente apetecible por lo caliente que resulta. Admite dos variantes, ya que se pueden emplear chorizo y pimentón dulces, o picantes. Esto dependerá del gusto de las personas que lo vayan a comer. Lo que no debe faltar en la mesa es pan para mojar en el caldo, ya que supone un complemento perfecto para este guiso.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

Ingredientes

  • 1 puerro grande
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 kilo de patatas
  • Chorizo fresco dulce o picante, troceado y pelado. La cantidad será la que se quiera
  • 2 pimientos choriceros o una cucharada de postre de carne de pimiento choricero en conserva
  • 1 cucharada de postre de pimentón dulce o picante
  • 2 hojas de laurel
  • Caldo o agua para cubrir el guiso
  • Sal

Preparación

  • Pelar y cortar en trozos pequeños el puerro y los ajos. Poner un chorro de aceite de oliva en una cazuela al fuego. No hay que excederse en el aceite, ya que el chorizo aporta grasa y el guiso nos puede quedar grasiento. Cuando esté caliente añadir el puerro y los ajos troceados. Guisar a fuego medio hasta que el puerro esté dorado. Mientras aprovechamos para pelar y trocear las patatas. Reservamos las patatas.
  • Cuando el puerro esté hecho añadimos los trozos de chorizo, removemos y cocinamos durante dos minutos. Quitamos los rabitos y las pepitas de los pimientos choriceros y los añadimos tal cual junto con el pimentón. Recuerda que si lo deseas puedes emplear carne de pimiento choricero en conserva, que es lo que yo he usado. Remover y guisar durante un minuto aproximadamente, no más tiempo ya que el pimentón se quemaría y nuestro guiso puede quedar amargo.
  • Ahora es el momento de añadir las patatas, las hojas de laurel, removemos el conjunto.
  • Añadimos el caldo o agua hasta que cubra las patatas, un pellizco de sal, tapamos con la tapadera de la cazuela y dejamos que se guise a fuego medio. Cuando las patatas estén blandas, el guiso estará hecho.
  • Antes de servir, rectificar el punto de sal. Este plato se sirve recién hecho.
cuchara
cuchara
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Ir Arriba