Olla podrida

Los ingredientes de la olla podrida son contundentes, ideales para degustar los días de más frío. No pienses que por llamarse “podrida” su sabor es extraño, simplemente se llama así por que podía aguantar durante días en la cazuela. ¡Veamos cómo se hace!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

Ingredientes

  •  500 gramos de alubia roja de la zona del Arlanza
  • 1 patata  2 o 3 zanahorias
  • 1 cebolla
  • Sal
  •  300 gramos de costilla de cerdo adobada
  • 2 chorizos frescos para guisar
  • 1 morcilla de burgos
  • 2 dientes de ajo
  • Laurel
  • Agua

Preparación

  1. Empezamos con este guiso al menos 12 horas antes poniendo en remojo las alubias en agua con un poco de sal. Pasadas las 12 horas,  daremos una primera cocción a las alubias. Para evitar que repitan o den gases, cambiamos el agua que hemos usado para el remojo. Después introducimos las alubias en olla express y las ponemos a cocer durante unos 50 minutos.
  2. Mientras se cuecen las alubias, preparamos las verduras, pelando la patata y cortándola en forma de dados más o menos de 2 centímetros de grosor. Las zanahorias las partimos en rodajas su parte más fina y en medias lunas donde sea más ancha. A continuación pelamos la cebolla y la cortamos en 3 trozos y estos a su vez en 3 o 4 partes.
  3. En la versión original se añadían a la olla podrida varios tipos de carnes: Vaca, cerdo, pollo, pato,.. en nuestra versión algo más ligera, usamos costillas de cerdo adobadas, chorizo cortado (en trozos de unos 3 centímetros) y muslos de pollo.
  4. Cocidas las alubias, desechamos el agua de esta cocción.
  5. En la olla, colocamos una bandeja interior con las alubias ya cocidas, encima pondremos las verduras y sobre éstas, los trozos de carne troceados. Añadimos sal, dos hojitas de laurel y agua. Entre litro y medio y dos litros.
  6. Dependiendo si usamos una olla exprés o normal, cambiará el tiempo de cocción del conjunto. En nuestro caso, en una olla exprés desde que inicia el vapor programamos unos 35 minutos.
  7. Pasado este tiempo, ya tenemos listo el guiso. A la hora de presentarlo, podemos poner en un plato toda la carne y en otro las verduras con el caldo sobrante. Y ahora sí, es el momento de freír la morcilla. Para ello, la cortamos en rodajas (unos 2 cms de ancho).
  8. Dependiendo si usamos una olla exprés o normal, cambiará el tiempo de cocción del conjunto. En nuestro caso, en una olla exprés desde que inicia el vapor programamos unos 35 minutos.
  9. Pasado este tiempo, ya tenemos listo el guiso. A la hora de presentarlo, podemos poner en un plato toda la carne y en otro las verduras con el caldo sobrante.
  10. Y ahora sí, es el momento de freír la morcilla. Para ello, la cortamos en rodajas (unos 2 cms de ancho).
  11. Enharinamos los extremos de las rodajas y los freiremos en una sartén con muy poco aceite. En un par de minutos estarán listas.
  12. Aunque se pueden presentar aparte, lo habitual es hacerlo junto a las otras carnes. Los burgaleses presentan junto a la carne unas guindillas verdes para trocear y añadir a las alubias rojas.
cuchara
cuchara
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Ir Arriba