Lengua de ternera estofada

Un clásico de nuestra gastronomía. Os traemos lengua de ternera gallega estofada. Es un plato con casquería que está riquísimo.

Ingredientes

  • Lengua de ternera
  • 1/2 kilo de zanahorias (3 grandes)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Caldo de carne casero (o agua)
  • 1 vaso vino tinto
  • 4 hojas de laurel
  • Sal y pimienta
  • Sofrito casero (receta aquí)

Preparación

Hay dos formas de elaborar este plato tradicional o cocinando la lengua entera o en cachos (se cocina bastante antes y a nosotros nos encanta).

Este es un plato sencillo en elaboración, el secreto está en los ingredientes y en que debe cocinarse a fuego lento para que la lengua quede tierna.

Lengua

Lo primero que vamos a hacer es lavar bien la lengua con un cepillo de cocina bajo el chorro de agua fría. Nuestra lengua va a cocerse sola en la olla con agua junto con el laurel, 2 o 3 dientes de ajo, un poco de pimienta, aceite y la dejamos a hervir durante 60 minutos. No la sellamos.

Truco

Para saber si la lengua está hecha se pincha pero recuerda siempre hacerlo en la punta de la lengua ya que es la parte que se ablanda al final, es decir cuando verdaderamente está hecha.

  1. A continuación cuando ya está hecha la cortamos en trozos de igual tamaño (no demasiado finos) y reservamos.
  2. Ahora es el turno de hacer la salsa. Vamos a limpiar las zanahorias y cortarlas en rodajas, dejaremos que se vayan haciendo poco a poco.
  3. En cuanto estén algo blanditas, añadimos el vino tinto y 4 hojas de laurel.
  4. Momento de añadir la lengua y cubrirla con el caldo de carne. Es el momento de dejarla cocinar una hora a fuego bajo.
  5. Como ya tenemos hecho nuestro sofrito casero se lo añadimos con el caldo y lo dejamos hacer todo junto.
  6. Notaremos como pasado el tiempo, poco a poco la salsa va espesando y la lengua va adquiriendo un maravilloso color vino.
  7. Es un plato que encanta, muchos descartan la casquería de la ternera porque no la ven atractiva pero en la mesa os aseguro que es una auténtica delicia.
  8. Debemos dejarnos de prejuicios sobre estas partes de la vaca, y dejarlo de llamar desperdicios o partes poco apetitosas, son una fuente de vitaminas, sabrosas y muy asequibles al bolsillo.

 

carnes
carnes