Hamburguesa sin pan

Más que una receta, esto de hoy es un truco para preparar unas hamburguesas de dieta sin pan, con pocas calorías, pocas grasas, sin apenas carbohidratos, pero con el aspecto y la sensación en el cerebro de que uno se ha pegado un homenaje de los buenos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

Ingredientes

  • Minihamburgusas caseras, 2 (*)
  • Tomate, 1 pequeño
  • Queso fresco bajo en grasas, 1 tarrina pequeña
  • Champiñones, 4 grandecitos (**)
  • Brotes tiernos (***)
  • Mostaza
  • Sal

(*) Yo las he hecho caseras con mezcla de cerdo y ternera.

(**) Yo para la base he usado 2 setas shitake y para la parte superior 2 champiñones blancos. Los champiñones Portobello también van genial.

(***) Yo he puesto espinacas y rúcula, pero vale lo que tengáis.

Preparación

  1. Empezamos retirando los pies de los champiñones y, si no los vamos a utilizar en otro plato como podría ser una crema de champiñones los cortamos en láminas y los doramos en una sartén a fuego vivo con una pizca de sal. Reservamos.
  2. En la misma sartén, ponemos los champiñones sazonados al gusto para que se hagan a la plancha a fuego medio.
  3. Tapamos la sartén para que suden un poco, los dejamos un par de minutos y les damos la vuelta. Los dejamos unos 5 minutos más hasta que veamos que están tiernos. Cuando estén listos los retiramos y los secamos ligeramente con un poco de papel de cocina.
  4. Y, en la misma sartén, cocinamos las hamburguesas, primero marcándolas a fuego vivo y luego dejándolas unos 4 o 5 minutos a fuego bajo para que se cocinen por dentro, pues ya sabéis que las carnes de ave no se pueden dejar crudas.
  5. Montamos las hamburguesas de dieta poniendo un champiñón como base, loncha de queso fresco, loncha de tomate, láminas de los pies de champiñones, hamburguesas, otra capa de queso, más tomate, brotes y un poco de mostaza.
  6. Tapamos con otro champiñón, sujetamos con un palillo y a comer. Yo suelo acompañarlas con una ensalada rápida hecha con los mismos brotes verdes y los restos que han quedado de cortar las rodajas de tomate y queso fresco, más que nada porque no queden dando vueltas por la nevera. Aunque si queréis hacerlo completo y no renunciar a las patatas siempre podéis hacerlas en el microondas o en el horno.

Como os decía, aunque no lo parezcan, estas son unas hamburguesas de dieta que valen tanto para los que están a dieta como para los que no.

carnes
carnes
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Ir Arriba