Guiso de ternera tradicional

Este guiso tan casero y tradicional seguro que os suena a muchos de vosotr@s. Es un plato que está presente en la mayoría de los menús de casa. Importante es la elección de la carne, que debe de ser de buena calidad. En la elaboración primero la salteamos y luego la guisamos lentamente, acompañada de una guarnición al gusto. Cocinaremos con la cazuela sin tapar, para que la salsa vaya reduciendo y espesando adecuadamente.

Ingredientes

  • 800 gr. de carne, falda de ternera
  • 1 Kg. de patatas
  • 1 puerro mediana
  • 2 zanahorias grandes
  • 1 lata de guisantes
  • 2 dientes de ajo
  • 3/4 vaso vino blanco
  • 2 cucharadas de harina
  • 750 ml. de agua
  • 1 sobre hebras de azafrán (o colorante alimenticio)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil fresco
  • Sal y pimienta negra

Para 4 personas
Dificultad: fácil
Tiempo: 90 minutos

Preparación

  1. Le pedimos al carnicer@ que nos pique la carne para guisar, en pequeños trozos de similar tamaño. Picamos bien fino el perejil fresco, el ajo. Aderezamos la carne con ellos y salpimentamos al gusto.
  2. Pasamos por harina la carne y la salteamos a fuego fuerte, en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Marcamos la carne para que luego quede jugosa y tierna por dentro. Reservamos.
  3. Lavamos y pelamos las patatas y las zanahorias. Cortamos la zanahoria en rodajas y la cebolla en juliana. En el mismo aceite, sofreímos las hortalizas, 10 min. a fuego medio. Salamos al gusto.
  4. “Escachamos” (cortamos hasta la mitad y luego arrancamos el trozo de patata) las patatas en trozos, añadimos y removemos. Que no sean demasiado pequeños, si no se desharán durante la cocción.
  5. Cocinamos 3-4 min. para que vayan integrándose los sabores. Incorporamos ahora la carne, junto al jugo que pueda haber soltado. Añadimos el azafrán (o colorante alimenticio) y mezclamos con la salsa, para que coja color. Vertemos el vino y dejamos reducir a fuego medio otros 10 minutos.
  6. Añadimos ahora unos 750 ml. (3 vasos) de agua, que cubra por completo todos los ingredientes. Bajamos a fuego medio/bajo y cocinamos 45-50 minutos, hasta que la carne esté tierna. Comprobad de vez en cuando la cazuela, para que no se quede sin líquido y pueda quemarse el guiso. Cuando resten 10 minutos, probamos de sal, y rectificamos si es necesario.
  7. Servimos bien caliente en la mesa, acompañado de un buen pan, para rechupetear en la salsa. Un plato que nos trae muchos recuerdos y que nunca falla, no hay quién se resista.
carnes
carnes
Ir Arriba