Filetes de vaca guisados

Volvemos a ofreceros una nueva receta tradicional castellana. En este ocasión, vamos a preparar un plato sencillo y rápido denominado filetes de vaca guisados al estilo castellano. Bueno, espero que la disfrutes.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

Ingredientes

  • 1 kg de filetes de ternera (podría ser buey también).
  • Aceite de oliva (hay quien usa manteca o mantequilla, pero prefirimos aceite)
  • 50 gr de harina.
  • Perejil y pimienta molida.
  • una pizca de sal.
  • Una o dos hojas de laurel.
  • Un diente de ajo
  • Un vaso de vino blanco
  • Un vaso de agua

Preparación

  1. 1.- Salamos ligeramente la carne en filetes por ambos lados.
  2. Pasamos los filetes por la harina y por ambos lados, sacudiéndolos ligeramente para que se desprenda el exceso de harina.
  3. Ponemos a calentar el aceite en una sartén grande y profunda, ya que después mezclaremos en la misma los filetes con su salsa.
  4. Cuando el aceite esté caliente freiremos los filetes para que queden bien doraditos.4.- Cuando los tengamos bien frititos, los reservamos aparte.
  5. En la misma sartén y aprovechando el aceite sobrante, si no es mucho, y esto es un tanto ‘a ojo’, añadimos algo más, añadimos harina que sobró de enharinar la carne.
  6. Cuando esté bien frita, es decir, sin posibles grumos, añadimos el vaso de vino blanco y el agua. Que cueza bien.
  7. Si ya tienes lista la salsa, es hora de añadir los filetes nuevamente. Si vemos que no hay mucha salsa, añadimos más agua o vino blanco.
  8. Añadimos ahora el diente de ajo (laminado finamente), el laurel, la pimienta y el orégano. Con todo esto, dejamos que el guiso se haga poco a poco a fuego lento. Como unos 10 minutos.
  9. Finalmente emplataríamos el guiso. Tradicionalmente en una cazuela de barro (nosotros lo hacemos en una fuente de cerámica), poniendo la carne primero y vertiendo la salsa resultante después. Puedes dejar o no las hojas del laurel a tu gusto.
NOTAS:

Si la salsa es muy líquida, os aconsejamos añadir un poco de pan rallado o harina mientras termina de cocerse. Mejor el pan rallado para que no haya grumos. Los aromas de esta receta nos recordaron al olor de la cocina de la abuela.

carnes
carnes
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Ir Arriba