Espaguetis a la asesina

Originarios de Bari, en el sur de Italia, se llaman así porque pican con alegría. Su salsa sólo lleva tomate, guindilla y ajo, y la técnica de cocinado es completamente diferente a la habitual con la pasta.

Ingredientes

Para 2 personas

  • 200 g de espaguetis
  • 2 dientes de ajo
  • 2 guindillas secas
  • 75 g de passata de tomate (en su defecto, tomate triturado ligeramente reducido en una cazuela con una pizca de sal)
  • Aceite de oliva
  • Sal

Caldo de tomate

  • 250 g de passata (o 50 g de tomate concentrado)
  • 250 ml de agua (o ½ litro si se usa tomate concentrado)
  • Sal

Preparación

1. Empezar con el caldo mezclando en una cazuela la passata o el tomate concentrardo con el agua. Añadir una pizca de sal y llevarlo a ebullición en una cazuela. En el momento en el que hierva, tapar y dejar a fuego muy suave, simplemente para que se mantenga caliente.
2. Comprobar que los espaguetis caben en una sartén grande y tocan el fondo. Si no, romperlos un poco por un extremo con la mano para que quepan (ver vídeo).
3. Poner la sartén a fuego medio con un buen chorro de aceite de oliva, un diente de ajo entero y uno picado, y la guindilla picada.
4. En cuanto el ajo empiece a dorarse, añadir los 75 gramos de passata del sofrito.
5. Remover y colocar los espaguetis en la sartén lo más extendidos posible. Dejar que se tuesten.
6. Una vez estén dorados, darles la vuelta con una pinza (ver vídeo).
7. Cuando tengan color y estén crujientes por ambos lados, ir incorporando el caldo de tomate poco a poco, para que la pasta lo vaya absorbiendo. Mover los espaguetis para facilitar el proceso.
8. Si la pasta absorbe todo el caldo y aún sigue demasiado dura, añadir un chorrito de agua caliente y remover. Dejar un minuto, probar y repetir el proceso si es necesario, teniendo en cuenta que la pasta debe quedar al dente. Servir.
pasta & pizza
pasta & pizza