Ensalada tropical

Como decimos, a pesar de estar aliñada con salsa rosa, se trata de una ensalada bastante ligera y cuya elaboración destaca por ser muy sencilla, aunque como veréis a continuación el resultado de sabor es delicioso. En el siguiente post os contamos paso a paso cómo hacerla.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

Ingredientes

  • Brotes de distintas lechugas.
  • ½ piña.
  • 1 aguacate.
  • 1 tomate maduro (también se puede sustituir por 7 tomates cherry).
  • 1 lata de maíz dulce.
  • Nueces (al gusto).
  • Gambas.
  • Jamón de York.
  • Aceitunas Negras.
  • Salsa rosa (podéis hacer vuestra propia versión a partir de mayonesa y un poco que kétchup).

Preparación

  1. Comenzamos cogiendo un bol y poniendo en su base una cama de brotes de lechuga. A nosotros nos gusta mezclar varios tipos de lechugas en las ensaladas, como los canónigos, iceberg, trocadero y radicchio, entre otras.
  2. A continuación, partimos la piña, el aguacate y el tomate en cuadraditos pequeños y lo añadiremos también al bol. En caso de que tengamos tomates cherry, a nosotros nos gusta partirlos a la mitad en vez de dejarlos enteros. De esta manera, todos los sabores de los ingredientes se van integrando unos con otros y obtendremos una ensalada con más sabor.
  3. Ahora es el turno de las gambas, si las hemos comprado congeladas y peladas, tendremos que cocerlas durante 5 minutos en agua hirviendo y luego las meteremos en agua bien fría.

Cuando hayamos terminado este proceso, añadiremos las gambas al resto de la ensalada.

  1. Posteriormente, también añadiremos el maíz, las aceitunas negras y el jamón de york cortado en cuadraditos pequeños.
  2. Adornaremos la ensalada con algunas nueces en la parte de arriba. Las nueces le van muy bien a las ensaladas tropicales, ya que le aportan un toque crujiente que el paladar agradece al notar diferentes texturas.
  3. Por último, incorporaremos a la mezcla la salsa rosa. Podéis hacer vuestra propia versión a partir de mayonesa (la podéis hacer casera) y un toque de kétchup. Otra opción es servir la salsa rosa en un recipiente distinto, así los comensales podrán servirse la cantidad de salsa que deseen en su propio plato.
verduras & ensaladas
verduras & ensaladas
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Ir Arriba