Androlla con patatas y repollo

La producción y el consumo de este embutido ancestral (su origen se remonta a la época romana) se reduce a una zona gallega oriental que abarca las partes más montañosas de las provincias de Lugo y Orense. Está elaborada con costillas y pieles del despecie del cerdo junto con otras carnes magras saladas y adobadas con dos pimentones, dulce y picante, y ajo. En tiempo de Carnaval se suele consumir y hay localidades gallegas con su «Festa do antroido» o «Entroido» en la que se degustan embutidos típicos curados, lacón, cachelos y grelos.

Ingredientes

Para 2-3 personas:
  • 1 androlla (era grandecita)
  • 3 patatas o cachelos medianos
  • 1/2 repollo

Preparación

  1. Se pone la androlla en una cazuela con agua, sin sal, y se deja que cueza a fuego no muy alto, para que no estalle la tripa del embutido, durante hora y media, aproximadamente.
  2. Se pelan las patatas y se lavan. Se lava el repollo y se corta en trozos. Se ponen las patatas y el repollo en una olla exprés con agua salada y un poco del agua de cocción de la androlla.
  3. Se pone a hervir y se cuenta desde que pita la válvula 20 minutos. (En olla tradicional unos 40-45 minutos)
  4. Se sirve todo muy caliente, escurrido del agua de cocción, y cortada la androlla en trozos.
carnes
carnes
Ir Arriba