Sofrito casero

El sofrito es la base de muchos platos como guisos, arroces y, en general, todos los pucheros. Para sacarle el mejor partido, te dejamos la receta básica y te explicamos algunos trucos para que quede perfecto.

Para hacer un buen sofrito se necesitan buenos ingredientes. Empezando por el aceite, siempre de oliva virgen extra de la mejor calidad. En cuanto a las verduras, pueden variar dependiendo del uso que le vayamos a dar al sofrito.

Si no os gusta encontraros con trozos, podéis triturarlo una vez hecho. También os recomendamos hacer más cantidad para tenerlo a mano y usarlo en distintos platos. Incluso lo podéis congelar en raciones para sacarlas un ratito antes de cocinar y tenerlo así siempre disponible.

Lo importante en un sofrito es que su sabor sea muy concentrado. Para que esto ocurra, las verduras tienen que estar cortadas en trozos muy pequeños y se deben pochar despacio. Un sofrito se hace sin prisas.

Información de la receta
  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo de cocinado: 1 hora
  • Tiempo total: 1 hora y 15 minutos
  • Raciones: 6, 500 g
  • Categoría: salsas
  • Tipo de cocina: española
  • Calorías por ración (kcal): 120
Ingredientes
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • 1 tomate grande
Cómo hacer un sofrito casero
  1. Antes de comenzar a pochar las verduras, lavamos 1 pimiento verde y 1 pimiento rojo. Quitamos las primeras capas de una cebolla grande y pelamos 2 dientes de ajo. A continuación, cortamos todas las verduras en trozos muy pequeños y del mismo tamaño aproximadamente.
  2. En una sartén honda, vertemos 50 ml de aceite de oliva virgen extra y cuando se haya calentado, pochamos a fuego lento los dientes de ajo y la cebolla durante unos 10 minutos o hasta que la cebolla esté transparente. Para que la cebolla suelte su agua, añadimos 1 pizca de sal durante el pochado.
  3. Pasado este tiempo, añadimos a la sartén el pimiento verde y el pimiento rojo picados y los mezclamos con la cebolla y el ajo. Seguimos cocinando las verduras durante 30 minutos más, siempre a fuego suave y removiendo cada 10 minutos.
  4. A continuación, añadimos 1 tomate grande rallado con un poco más de sal. Mezclamos con todas las verduras pochadas y tapamos la sartén para seguir cocinando el sofrito unos 20 minutos más, hasta que el agua que contenía el tomate y las otras verduras se haya evaporado.
  5. Después de haber pochado las verduras y haberlas cocinado por un largo periodo de tiempo, tendremos un sofrito concentrado y lleno de sabor que podremos usar como base de nuestros guisos. Si no os gusta encontrar trozos, podéis triturarlo o bien, pasarlo por un pasapurés o un brazo batidor.
fuente: https://www.bonviveur.es/